Mordaza de precisión para piezas pequeñas con una gran fuerza de sujeción

Mordaza de precisión para piezas pequeñas con una gran fuerza de sujeción

Ahorra tiempo y mejora la productividad: la nueva mordaza KONTEC KSC mini para piezas pequeñas con sistema de cambio rápido de garras de SCHUNK puede readaptarse rápidamente sin herramientas. Debido a su óptima accesibilidad, también es ideal para el maquinado en 5 caras.

La velocidad es la clave del éxito, especialmente cuando se trata de la manipulación de las piezas a sujetar. Sin embargo, en este sentido, la flexibilidad es una cuestión que no debe de descuidarse. La nueva mordaza para piezas pequeñas KONTEC KSC mini de SCHUNK destaca por su compacidad, su manipulación sencilla y su gran fuerza de sujeción. Su sistema de cambio rápido de garras permite a los usuarios convertir la mordaza compacta de forma práctica y sin necesidad de utilizar herramientas. Los usuarios pueden intercambiar las garras simplemente encajando y desencajando las garras. Por lo tanto, la mordaza es el medio de elección para el uso flexible en el maquinado eficiente de piezas en bruto y acabado, e incluso es posible la conversión en un rango de sujeción mayor sin necesidad de accesorios adicionales. Se pueden utilizar diferentes anchuras de garras, de 45 y 70 mm, en la misma mordaza base, lo que permite un ajuste óptimo a las diferentes tareas de sujeción.

 

Mordaza compacta con mucha potencia

A pesar de sus dimensiones compactas, la KONTEC KSC mini ofrece una elevada fuerza de sujeción de un máximo de 16 kN, lo que hace innecesario el estampado previo. Esto hace que sea adecuada para cualquier aplicación en le sector de las piezas pequeñas donde la sujeción se realiza desde el centro. Por lo tanto, es igual de interesante para las industrias automovilística y metalúrgica, así como para la fabricación de herramientas y troqueles. Gracias a la gran fuerza de sujeción, la mordaza es adecuada para el maquinado de piezas sin mecanizar y de acabado. La garra para la sujeción de piezas pequeñas tiene una anchura de 70 mm y un par máximo de 50 Nm. Las longitudes de la mordaza que se ofrecen son de 80 y 100 mm y permiten una gran flexibilidad en la pieza. Su cuerpo base de acero inoxidable y templado también garantiza una larga vida útil.

schunk.com

 

KONTEC KSC Mini

 

 

 

 

 

 

 

 

La nueva KONTEC KSC mini de SCHUNK ofrece la manipulación más sencilla de las piezas pequeñas gracias a la sujeción simétrica con elevadas fuerzas de sujeción