Os presentamos nuestro nuevo Recubrimiento SIGNUM, el más resistente al calor

Os presentamos nuestro nuevo Recubrimiento SIGNUM, el más resistente al calor

En Guhring realizamos la aplicación de Recubrimientos PVD (Physical Vapor Deposition), de capa delgada y extraduros, cuya función es incrementar la resistencia de las herramientas al desgaste y con ello su vida útil, así como mejorar notablemente el acabado superficial de las piezas por producir.Los recubrimientos Guhring pueden aplicarse en herramientas en metal duro oacero rápido así como en herramientas con insertos soldados.

En diámetros (Ø) desde 3.00 y hasta 32.00 mm y lotes a partir de 5 piezas.

El Recubrimiento SIGNUM

Con una dureza de 5500 HV, es uno de los recubrimientos más duros en el mercado gracias a su especial nano estructura construida de TiALN y SiN. Por lo tanto, el recubrimiento SIGNUM ofrece alta resistencia al calor y a la difusión.La industria del automóvil, la industria aeroespacial, la industria de la construcción de instalaciones de energía o la industria química se benefician de la extrema dureza del SIGNUM para materiales difíciles de mecanizar.

Aplicaciones recomendadas

  • Taladrado en nuestra nueva de RT100 G, RT100 HF y RT100 R.
  • Escariado en nuestra gama de HR500
  • Fresado en nuestra gama RF100 Diver

Sus características

  • Color: bronce
  • máx. de uso (Cº): 800
  • Estructura de capa: Multicapa – Nano
  • Espesor de capa (um): 1.5-5.0
  • Dureza (Vickers): 5,500
  • Coeficiente de fricción: 0.55
  • Aplicaciones recomendadas: Para el mecanizado de materiales muy abrasivos, hierro fundido, aceros endurecidos > 52 HRc, aleaciones de níquel, titanio, inconel

Para poder dar este recubrimiento hemos dotado al taller con una nueva máquina capaz de realizar un pulido tipo wetblasting. Es una máquina,desarrollada directamente por Guhring, que permite dar este decapado especialy que prepara la superficie de la herramienta una vez tallada para realizarle este recubrimiento multicapa.

Además, esta máquina también nos permite pulir la herramienta ya acabada. Esto nos aporta dos mejoras: la primera, el acabado superficial de las ranuras con lo que mejoramos la evacuación de viruta, y la segunda es que con ella conseguimos una homogeneización de los filos.