Pinzas térmicas, el siguiente paso para revolucionar el mercado de herramientas.

Pinzas térmicas, el siguiente paso para revolucionar el mercado de herramientas.

Con su tecnología de pinzas térmicas, el grupo HAIMER, líder mundial del mercado en tecnología de sujeción y equilibrado de herramientas, da un paso más hacia el futuro en el mundo del mecanizado. Esta tecnología permite a los usuarios combinar las ventajas de los portaherramientas térmicos y de portapinzas.

En comparación con una pinza estándar, las pinzas de amarre térmico HAIMER permiten a los clientes encoger sus herramientas de corte en la pinza. La pinza térmica se puede sujetar a los portaherramientas a través de una tuerca de fijación. Gracias a la superficie de entrada con 3 superficies distribuidas simétricamente en el mango de la pinza, las pinzas térmicas HAIMER tienen una alta compatibilidad con las tuercas comunes en el mercado.

 

 

 

 

 

 

 

Las principales ventajas de las soluciones de pinzas de amarre térmico HAIMER son un manejo más fácil, más área de contacto y una utilidad duradera. Estas pinzas de amarre retráctil son fáciles de manejar cuando se utilizan en la máquina de inducción térmica HAIMER. El hilo ubicado en la parte inferior de la pinza térmica permite una sujeción segura en los soportes de la base. Por lo tanto, se garantiza un proceso confiable y seguro de contracción y enfriamiento en las máquinas HAIMER.

HAIMER desarrolló especialmente tres tipos de máquinas de inducción térmica para el amarre y la refrigeración eficiente de las pinzas térmicas: PC Sprint i4.0, PC Air i4.0 y PC Nano i4.0. Con estas máquinas, el cambio de la pinza se puede realizar en menos de un minuto. Por lo tanto, la solución de amarre térmico HAIMER, aumenta la utilización y la productividad de la máquina-herramienta.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Todas las pinzas de amarre térmico HAIMER tienen dos áreas de contacto en el cuello. Uno en la parte superior y otro en la parte inferior. Las dos áreas de sujeción garantizan una situación de sujeción precisa y rígida dentro del portaherramientas. Por lo tanto, se garantiza la máxima calidad de superficie y la más alta concentricidad.

Gracias a un recubrimiento especial, las pinzas térmicas HAIMER mantendrán su color original. A continuación, el código de matriz de datos se puede escanear en la máquina de amarre térmico incluso después de varios procesos de calentamiento. Al escanear el código de matriz, la máquina reconoce automáticamente el tamaño y el tipo de portaherramientas o de la pinza, y, por lo tanto, los parámetros para el proceso de amarre. Este sistema garantiza una alta fiabilidad y seguridad del proceso de calentamiento y refrigeración de las pinzas. Por lo tanto, el usuario beneficia de un desgaste reducido de pinzas térmicas.